Regresar a la unidad,Día 22

40 días 2024

El propósito de la vida es regresar a la unidad, lo contrario es la división. 

La mayoría tiene una relación con Dios basada en una transacción: pedir a Dios para recibir, o que Dios reciba algo de nosotros para que nos dé. Pero Dios ya todo lo da, existe una parte de las enseñanzas de Jesús que no son tan diseminadas en los círculos comunes religiosos de los primeros cristianos, y es la teología de salvación por medio de la Zeósis (teología Cristiana de Oriente, unión con Dios), que es el proceso por el cual los humanos estamos llamados a crecer, participar y regresar a la unión con la divinidad. Somos hechos a imagen y semejanza de Dios según Génesis. Ya somos imagen, nos parecemos a nuestro Padre, pero necesitamos seguir creciendo en la semejanza de Dios, en sus cualidades y esto solo sucede si nos unimos concientemente a Su fuerza y amor.

Todos somos hijos de Dios, quizás no en la forma literal biológica por medio de la cual entendemos lo que es un hijo en nuestra tierra, porque en el Cielo no hay cuerpos físicos. Ser hijo es reconocer que la esencia de Dios, no hay manera de perderla, todos somos hijos de Dios, pero no todos se dan cuenta de la unidad, como decía Jesús : “Mi Padre y yo somos uno”, pero también decía: “Les aseguro que yo, el Hijo de Dios, no puedo hacer nada por mi propia cuenta.” También decía: “el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará.”

Zeósis significa, parecido a Dios, y recuerdo que el nombre del arcángel Miguel, significa “Quien es como Dios.”  Emanuel dignifica “Dios con nosotros”. Dicen los Ortodoxos que  “… imagen y semejanza” significa que aparte de tener una relación personal con Dios, también podemos crecer en una unión personal con Dios.

Jesús al compartir esta misma enseñanza recibió amenazas, pero nos muestra que el unirnos a Dios es parte natural de la fe:

En aquel tiempo, los que no comprendían las palabras de Jesús, lo acusaban de herejía, y buscaban piedras para apedrear a Jesús.
Jesús dijo:
«Solo muestro las obras buenas de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedrean?».
Pero ellos le acusaban de blasfemia: “Porque tú, siendo un hombre, te haces Dios».
Jesús que no perdía la oportunidad de confrontar a los teólogos y expertos en la Ley, les respondió: «¿No está escrito en su ley lo siguiente  “Yo les digo: ustedes son dioses?”  Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes llegó la palabra de Dios –y no puede fallar la Escritura, la que el Padre consagró y envió al mundo— me acusan porque he dicho: “Soy Hijo de Dios”? » Juan 10,31

Jesús se refería al Salmo 82,6 “No saben ni entienden; caminan en tinieblas y son sacudidos por todos los cimientos de la tierra.  Ustedes son dioses, y todos son hijos del Altísimo. Sin embargo, como caminan como hombres, como hombres morirán . 

No es querer ser más que Dios, ni dios sin Dios, ni Dios mismo, pero sí honrar esa parte divina que todos tenemos. Jesús nos invitaba a imitarle, con Dios no hay imposibles.  Hablaba de mover montañas, de caminar en el agua. Los apóstoles que aprendían cada día, hacían milagros. El Espíritu Santo sana y nos cambia para ser más como Jesús, aceptando y reconociendo las dos naturalezas (como dice el Credo), la humana y la divina .

Decía Jesús:
«Creanme que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí; y si no, crean por mis obras mismas. En verdad, en verdad les digo: el que cree en mí, y las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidás en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.» Juan 14,12

 Aqui algunas citas hermosas que encontré, por teólogos de la iglesia, sobre esta lección: 

 El Verbo se encarnó para hacernos “partícipes de la naturaleza divina” (2 Pedro 1, 4):

Porque tal es la razón por la que el Verbo se hizo hombre, y el Hijo de Dios, Hijo del hombre: para que el hombre al entrar en comunión con el Verbo y al recibir así la filiación divina, se convirtiera en hijo de Dios” San Ireneo de Lyon,

“El Hijo Unigénito de Dios, queriendo hacernos partícipes de su divinidad, asumió nuestra naturaleza, para que, habiéndose hecho hombre, hiciera dioses a los hombres”-Santo Tomás de Aquino, 

Imitemos entonces sus cualidades, de amor y de compasión, de permitir que su fuerza se exprese a través de nosotros para ser embajadores de su manifestación en todo lugar. Somos hijos de Dios, que quienes como el Hijo Prodigo, hemos abandonado nuestro reino. Recordemos y regresemos, Dios nos espera. Entonces busquemos el Reino de Dios primero, y como dijo Jesús todo lo demás llegará por añadidura, no caminemos como mendigos, buscando felicidad en cosas que no perduran, somos hijos del Altísimo, ser humildes es saber que no podemos hacerlo solos, entonces descansemos en su fuerza, más que pedir o hacer, es dejarse llevar por su rio de agua viva. Todos somos hijos de Dios, pero no todos, lo recordamos ni actuamos como uno.

Gracias por acompañarme en estos 40 días y por sus comentarios, los leo. Algunas lecciones están en mi libro: Los ciclos del alma Gracias por compartir estas lecciones en los medios sociales, pueden ayudar a otros a tener un poco de esperanza en este tiempo.

Gracias por seguir la Cuaresma y por compartir, algunas lecciones son de mi libro Los ciclos del alma, comparte y sígueme en las redes https://linktr.ee/sharonmkoenig

®Derechos Reservados 2023,2024

Reply...

Sharon M Koenig /heaven on
earth publishing      
Derechos Reservados
®2020-22

Fotos MJ Magnum 
Canva 

Aunque los mensajes y el libro tienen la capacidad de aliviar el alma, las respuestas de la autora, el libro y su contenido no pueden diagnosticar ni sustituir un tratamiento o el consejo médico o profesional. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios espirituales o físicos consulte a su médico o terapeuta. Nunca interrumpa medicamentos o tratamientos sin la debida supervisión médica. Por favor, en el caso de una depresión, ya sea suya o de alguien cercano a usted y en especial cuando observe que se tienen pensamientos suicidas o de incapacidad de manejar su vida o sus emociones, acuda inmediatamente a un familiar y busque ayuda profesional, ya que estos comportamientos, reflejan una emergencia y es importante recurrir a ayuda inmediata.

política de privacidad

Inscríbete para recibir noticias e
inspiración.

    Blog