Retomando nuestras resoluciones, y nuestra vida.

Propósito

Conócete. Observa.

Gratificación instantánea – Cambiemos aquello que ocupa nuestro tiempo, a cambio de esas acciones que quizás no muestran un efecto inmediato, pero que al final te llevarán a tu meta, recuerda todo lo valioso toma tiempo.

“Elijo dar prioridad y tener el valor de responder al plan de mi alma en cada momento.”

“Resolución” en su origen significa ” volver a liberar”. Es el derecho de volver a comenzar con más fuerza inclusive si se ha caído. Es una nueva oportunidad para actuar con valor; todo lo contrario, a procrastinar que viene de no actuar precisamente por el miedo al fracaso. 

Dejamos para luego porque estamos convencidos de que fracasaremos. Cambiemos nuestra mente.

Motivación, es cuando lo que nos mueve es del exterior, en cambio la palabra entusiasmo, viene de En -Theos, y significa, en Dios, y es cuando conectamos con Dios y nuestro propósito.

Dar gracias – Siempre existe espacio para mejorar, pero no sin antes reconocer y dar gracias por nuestras antiguas situaciones “resueltas”, aquellas que superamos y que dejaron de estar en nuestra lista de “resoluciones.” Muchas veces contamos nuestros fracasos, pero nos olvidamos de nuestros triunfos. Antes de hacer tu lista de resoluciones escribe una lista de triunfos.

“Elijo dar prioridad y tener el valor de responder al plan de Dios para mi alma en cada momento.” Su plan es el mejor, lleno de dicha, prosperidad y vida.

Identifica la excusa ¿Cuál es tu excusa? Esa muleta consistente que utilizas y que te impide avanzar en el camino. Todos tenemos una: soy despistado, no tengo tiempo, tengo demasiadas responsabilidades, sin mi presencia el mundo no puede girar, no tengo estudios, no tengo dinero, es que no tengo contactos, perdí todo, no me dejan hacerlo, existe una crisis, no hay trabajo, voy a fracasar, no me lo merezco, etc.

Revisa tus prioridades ¿Estás utilizando tu tiempo en lo que verdaderamente es importante para ti? Por ejemplo, estás perdiendo tiempo valioso de siembra en mirar internet .  Existen algunas acciones importantes en tu vida que no muestran sus frutos hasta la próxima temporada. Son acciones que toman tiempo y a veces no tenemos la paciencia de esperar, por estar muy ocupados, invirtiendo en compromisos y obligaciones vacías. A veces es necesario decir no a los demás, para decirnos sí a nosotros. Ayuda a los demás pero no olvides primero tener tu carga de amor, vida, salud y dicha abastecida, de lo contrario en vez de dar, te quitarás o darás para recibir, algo muy común. Recuerda: eres instrumento y no fuente.

Mira lo bueno Lo más importante no es la cantidad, sino la consistencia, pasos pequeños llegan muy lejos. Mira sólo lo bueno, sin perder de vista lo que puede mejorar. Concéntrate en las cosas buenas que sí has cambiado, esos pequeñísimos e insignificantes logros a los cuales no damos importancia, por estar sólo prestando nuestra atención a lo que queremos o dejamos de hacer: ¿Nadé dos veces esta semana, en vez de tres y tomé 4 vasos de agua en vez de 8? ¡Bravo!

Dedica tiempo a Dios Cuando veo que mis dificultades crecen, siempre puedo identificar, que por estar demasiado ocupada, he disminuido inconscientemente el tiempo más fructífero, aquel que dedico a hablar con Dios, a orar y a pedir su guía. Igualmente encuentro que he olvidado el espacio más importante que se produce al guardar silencio, el requisito necesario, para recibir Su guía.

Pasos pequeños-  Da las gracias diariamente a Dios por todo lo que tienes, tu salud, tu familia, todo. El agradecimiento abre las puertas para el cambio positivo. ¡Actúa! crea un nuevo hábito.  Practícalo consistentemente por al menos 5 semanas. Esfuérzate, ese periodo, es un buen tiempo para que un nuevo hábito se arraigue en ti.

Haz una lista de cosas por hacer, visualiza y planifica- Creo mucho en las listas “por hacer”, o las “to do list” . Antes de salir de la cama, visualiza y planifica lo que vas a hacer, la paz no es llegar a la meta sino esperar lo mejor en cada situación. Mientras que la meta usualmente implica un resultado específico, la paz es ser feliz con todos los pasos para llegar a ella. Visualízate logrando las notas de la lista para hacer diarias. Pero no olvides que :

La vida no es una lista de cosas por alcanzar, sino una continuación de oportunidades para amar y ser amados como Dios nos ama a nosotros.

Lecciones de mi libro Los ciclos del alma, nombrado mejor libro en español 2022, por Barnes & Noble.

*Hábitos o adicciones- Cambiar un mal hábito requiere voluntad, pero si hay adicción como juego, alcohol, o drogas, se necesita ayuda.

sharonlogo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sharon M Koenig /heaven on
earth publishing      
Derechos Reservados
®2020-22

Fotos MJ Magnum 
Canva 

Aunque los mensajes y el libro tienen la capacidad de aliviar el alma, las respuestas de la autora, el libro y su contenido no pueden diagnosticar ni sustituir un tratamiento o el consejo médico o profesional. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios espirituales o físicos consulte a su médico o terapeuta. Nunca interrumpa medicamentos o tratamientos sin la debida supervisión médica. Por favor, en el caso de una depresión, ya sea suya o de alguien cercano a usted y en especial cuando observe que se tienen pensamientos suicidas o de incapacidad de manejar su vida o sus emociones, acuda inmediatamente a un familiar y busque ayuda profesional, ya que estos comportamientos, reflejan una emergencia y es importante recurrir a ayuda inmediata.

política de privacidad

Inscríbete para recibir noticias e
inspiración.

    Blog