Limpieza para comenzar el año y cerrar ciclos.

Prosperidad

El comienzo del nuevo año llega con nuevas ilusiones, pero antes de ir tras mis sueños me gusta recapitular, y repasar el año anterior.

Usualmente hemos logrado más de lo que imaginamos, sólo que no lo vemos. No sientas sentido de culpa por lo que no logras, sino agradecimiento por los regalos maravillosos, y aceptación por las lecciones aprendidas. A veces las cosas que no logramos, son sueños ajenos. La motivación nace de los sueños del alma y éstos son imparables y por lo general fluyen.

Observa, ora, pide guía, suelta y elige una vez más.

Pasos para un nuevo comienzo, algunas ideas:

1- Organiza tu espacio afectivo-

Tal como los árboles en invierno, comencemos por aceptar lo que se va, lo que se fue y lo que dejaremos ir. El perdón no es tolerar, es retomar tu espacio mental y emocional. Cerrar ciclos no siempre es necesario en persona. Alguien que te hirió no es tu medicina y no podrá sanarte, solo Dios. El perdón es importante, pero no significa tolerar relaciones que no son sanas. Se habla de relaciones tóxicas, y alguien me preguntó sobre lo que es una relación sana, y la respuesta, es una relación en que ambas partes son ellas mismas, y dicen la verdad en términos de igualdad. Si alguien miente o ajusta la verdad, no es saludable. Relaciones en las que alguien se siente inferior o superior, en deuda, cobro o desventaja, son relaciones que no están en balance. Si nos sentimos responsables por el bienestar de otro, si terminó la confianza o sentimos que otro tiene la llave de nuestra felicidad, es hora de ajustar acuerdos silenciosos. No siempre es culpa de alguien, es solo que crecemos, y junto a ese crecimiento vienen cambios sobre cómo vemos el mundo y no todas las personas viajan a la misma velocidad y al mismo tiempo. Algunas se acercan mientras otras se alejan. Ajustemos acuerdos silenciosos.

Trata de no culparte, pero observa cómo en ocasiones son nuestras propias acciones y elecciones sin límites claros y basadas en creencias falsas de falta de amor propio, las que dan pie a muchos de nuestros problemas. No busques en quién te hirió la sanación. El mayor perdón es el que nos damos a nosotros mismos.

En esta parte es importante añadir que si te sientes demasiado abrumado, no dejes de buscar ayuda profesional. Incluso en mi caso tengo una profesional que en momentos puntuales, es de gran ayuda. No es un lujo ni debilidad, es una necesidad.

2- Organiza tu espacio mental-

Nos levantamos con programas de noticias, chismes y chachareo quitando la paz de nuestros hogares. Luego repetimos sus opiniones. Adoptamos la conversación mundial de acuerdo a nuestra comunidad local. Es interesante reconocer que muchas veces nuestras opiniones políticas, de farándula y religiosas tienen que ver más con nuestro entorno y creencia, que con la realidad. Personas de diferentes países tienen opiniones afines entre sí. Invito a salir un poco de nuestra propia burbuja mental y aprender a ver las cosas de una manera más global, buscando abrir nuestro círculo de amistades e información. Veo que las personas que se mantienen jóvenes y abiertas de mente, son personas curiosas que siempre están dispuestas a aprender y conocer algo nuevo, sea de otras culturas o de espiritualidad. Trata de no culpar a otros sobre el estado del país, por ejemplo, sea cual sea el estado en que te encuentras, ni el gobierno, ni tu ex esposo, ni tu jefe, ni a quién aparentemente le va mejor, son responsables de cómo elegimos ver la vida. Existen realidades, pero lo que enfocamos crece y afecta nuestra mente y nuestras emociones.

La oración es importante, y necesita estar acompañada de acción, y de permitir que Dios nos ayude, a veces ayudando a otros, o permitiendo que otros nos ayuden. Igualmente, muchas personas han perdido amigos o familiares en estos días y desde la pandemia, y necesitan ayuda para navegar estos momentos de cambio y duelo, especialmente si están solos. Amigos psicólogos me dicen que están repletos de trabajo en este tiempo, y por medio de la ayuda virtual es hasta más fácil, así que, si sientes que necesitas ayuda, no estás solo.

Una gran verdad es que no puedes esperar resultados distintos con las mismas acciones que te llevaron a los problemas, tampoco buscando soluciones desde la misma conciencia que creó tus experiencias negativas, como decía Einstein.

3- Organiza tu espacio físico-

¿Cómo está tu casa? Tanto la física como la espiritual. 

Poco a poco, coloca en orden gavetas, archivos, patio y cocina. Una cosa a la vez.

Mientras haces la limpieza en tu hogar, piensa en todo lo que ya no es útil en tu vida: acciones, cosas, relaciones que no son sanas, formas antiguas de pensar y malos hábitos. Mientras vas limpiando, ve haciéndolo también figurativamente en tu interior. Elimina todo lo expirado, es una gran metáfora. No tienes que hacerlo todo ahora, puedes hacer una lista de cosas por hacer que al menos saca de tu mente el recuerdo constante de una tarea no terminada. Tu hogar exterior es un reflejo de tu hogar interior, al limpiarlo y organizarlo, te ayudas interiormente a hacer lo mismo.

El secreto de las tareas es hacer un poco a la vez. Al comenzar un libro de 60 mil palabras comienzo por una oración, y luego otra, pero es una a la vez. Por lo tanto una tarea a la vez, un día a la vez, un sueño a la vez, paso a paso, así llegamos lejos.

“Hoy observo las situaciones siguen sucediendo en mi vida, las cuales sé que contigo puedo mejorar. Te entrego y dejo ir todas estas cosas que representan mi pasado. Te agradezco las experiencias y el tiempo disfrutado. Permito que hoy entres en mi vida y me muestres un nuevo camino”.

Recuerda que para ver lo nuevo se necesita dejar ir lo viejo. Igual, pide ojos para ver, no puedes cambiar lo que no ves o no puedes aceptar, a veces los deseos y apegos nos ciegan de ver lo que no conviene y otras veces impiden ver y agradecer las bendiciones que ya tenemos.

4-Organza tu espacio espiritual-

Además de cosas, limpia tu espacio, por ejemplo retoma tu tiempo. Un buen consejo es que regules tu tiempo en el internet, no entres a primera hora y tampoco entres antes de dormir. Puedes colocar una alarma para cerrar ese tiempo en internet y dedicar el tiempo a leer, a pintar, coser, o hacer algo creativo.

Comienza un diario para acompañar tu lectura espiritual, por ejemplo, de la Biblia o de libros de inspiración.

En tu diario, haz una lista de situaciones y personas por perdonar y dejar ir, pero también otra por agradecer, por mejorar, por hacer, por ver.

Haz una lista de sueños sin cumplir. Coloca en orden de prioridad. Elige dejar ir por ahora aquellos que ya no te llaman la atención, los sueños necesitan pasión y cambiar de sueños no es fracasar. Otros sueños toman años en lo que nos preparamos o es el tiempo justo. Con Dios eres el diseñador de tu vida.

Mensaje más importante, mientras revisas tu vida, recuerda no ser tan duro contigo mismo.

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses

Para un nuevo comienzo te recomiendo mi libro Los Ciclos del Alma, donde encontrarás muchos más consejos y guía, en Latinoamérica puedes conseguirlo en Buscalibre.com, busca tu país. Es un guía excelente para encontrar sentido a la vida. Lo más importante es tu vida espiritual, que es la fortaleza para poder superar cualquier invierno.

Reply...

Sharon M Koenig /heaven on
earth publishing      
Derechos Reservados
®2020-22

Fotos MJ Magnum 
Canva 

Aunque los mensajes y el libro tienen la capacidad de aliviar el alma, las respuestas de la autora, el libro y su contenido no pueden diagnosticar ni sustituir un tratamiento o el consejo médico o profesional. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios espirituales o físicos consulte a su médico o terapeuta. Nunca interrumpa medicamentos o tratamientos sin la debida supervisión médica. Por favor, en el caso de una depresión, ya sea suya o de alguien cercano a usted y en especial cuando observe que se tienen pensamientos suicidas o de incapacidad de manejar su vida o sus emociones, acuda inmediatamente a un familiar y busque ayuda profesional, ya que estos comportamientos, reflejan una emergencia y es importante recurrir a ayuda inmediata.

política de privacidad

Inscríbete para recibir noticias e
inspiración.

    Blog