Día 34, Dejar ir la culpa

40 Días

No quiero llegar al fin de esta ronda de lecciones sin mencionar nuevamente el problema de la culpa en el camino de regreso a Dios. No puedo contar la cantidad de personas con las que hablo que viven atormentadas por alguna mala decisión que tomaron en el pasado, y mencionan que faltaron a Dios. La mayoría sigue auto-castigándose inconscientemente buscando pagar por medio del sufrimiento. Pero Dios no quiere nuestro sufrimiento, quiere que regresemos a la vida. Las enfermedades no son castigo, pero una culpa arraigada puede enfermar al más sano. Jesús se encontró en el camino con personas muy lejos de ser perfectas, siempre buscaba cómo sanarles. 

La palabra en griego para pecado, es Hamartia que es perder el centro como en el deporte de arco y flecha. En el Hebreo la palabra original es Hata que significa perder el camino, y no hay casualidad que varias religiones mencionen un camino de regreso y otras hablen de varias prácticas de la espiritualidad y le llamen ‘el camino’. El camino de regreso es el camino a la paz. En el budismo, se habla del camino medio y a los primeros cristianos antes de ser llamados como ‘cristianos’ se les conocía como ‘los del camino’. Existen muchas maneras de perder el “camino”, el centro o el balance, dice Romanos que comienza por la mente. Perder el centro comienza por medio de las dudas, y del vacío que ocurre por la falta de conexión a la Divinidad. Las faltas, realmente no son hacia Dios (es imperturbable) sino hacia nosotros mismos. ¿Cuáles son esas faltas? Todo exceso de un lado o del otro de la balanza, es pérdida de centro. Tratamos de saciarnos por los sentidos cuando hay un vacío interno. Comer demasiado, amar demasiado, ver demasiado internet o TV. Trabajar demasiado, hacer demasiado ejercicio, o dietas, o ser demasiado religioso, como en el fanatismo de cualquier cosa incluyendo la política —todo es Hamartia. Estar en paz, no significa ser perfectos sino que haya un balance entre lo decimos, hacemos y pensamos. La mayoría estamos divididos y no nos conocemos a nosotros mismos. No buscamos la culpa para sanar el balance, sino la observación, conocernos, ser auténticos. En otras palabras aceptarnos (no resignarnos). La alarma del alma son las emociones, que reaccionan a nuestros pensamientos, la falta de paz es la falta de centro.

Los pecados de la palabra carne a veces son interpretados como sexuales, pero no necesariamente. Carne de incarnare significa una idea materializada. Las ideas equivocadas que materializamos con nuestras propias ideas alejadas de Dios, son los peores pecados. Tal como el racismo, el prejuicio y la necesidad de poder. 

Parafraseando a la autora Maya Angelou, “perdónate por las decisiones que tomaste antes de saber lo que sabes ahora.” Porque lo que sabes ahora lo sabes gracias a esas decisiones equivocadas. 

¿Cómo perdona Dios? Con una gran compasión. “perdónalos que no saben lo que hacen.” En alguna medida, no sabemos. Si supiéramos no cometeríamos errores. 

Llevaba 18 años encorvada. Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, has quedado libre de tu enfermedad. Y puso las manos sobre ella, y al instante se enderezó y glorificaba a Dios.…

13,12

Señor, muéstrame cómo mejorar. Perdona mis ofensas como yo perdono a los que me ofenden. Ayúdame a perdonarme a mi mismo. Muéstrame las faltas que no puedo ver. Permito que me moldees, como un alfarero. 

Gracias por acompañarme en estos 40 días. Si no te has inscrito en mi página, hazlo para recibir inspiración y noticias sobre eventos, y esta primavera recibirás un e-book gratis, que es una guía para un nuevo comienzo que llegará al final de la Cuaresma. Estas y otras lecciones son de mi libro: Los ciclos del alma. Gracias por compartir estas lecciones en los medios sociales a continuación, pueden ayudar a otros a tener un poco de esperanza en este tiempo.

  1. Judith says:

    Muchas gracias Sharon !!
    Es maravilloso poder leer tus escritos!!
    Me enseñan tanto !!

  2. Fernanda Leonardo says:

    Muchas gracias, este mensaje llego en el momento indicado para mi, suelo ser muy dura conmigo misma al cometer un error. Gracias Sharon por tanto amor en cada día que das!

  3. Isabel Rodriguez says:

    Bellísimo cómo cada uno de los días que me has iluminado a través de estos 34 días Gracias Gracias Gracias
    🙏🙏🙏 Bendiciones

Sharon M Koenig /heaven on
earth publishing      
Derechos Reservados
®2020-21

Fotos MJ Magnum 
Canva 

Aunque los mensajes y el libro tienen la capacidad de aliviar el alma, las respuestas de la autora, el libro y su contenido no pueden diagnosticar ni sustituir un tratamiento o el consejo médico o profesional. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios espirituales o físicos consulte a su médico o terapeuta. Nunca interrumpa medicamentos o tratamientos sin la debida supervisión médica. Por favor, en el caso de una depresión, ya sea suya o de alguien cercano a usted y en especial cuando observe que se tienen pensamientos suicidas o de incapacidad de manejar su vida o sus emociones, acuda inmediatamente a un familiar y busque ayuda profesional, ya que estos comportamientos, reflejan una emergencia y es importante recurrir a ayuda inmediata.

política de privacidad

Inscríbete para recibir noticias e
inspiración.

    Blog