Día 7, El secreto de entregar

40 Días

Muchos repiten que entreguemos, pero pocos nos muestran cómo hacerlo. Para entregar a Dios, primero se necesita conocerle, recordar que Dios es bueno, compasivo, todo perdón. El miedo a Dios y la profunda reverencia son dos cosas diferentes, mejor respetar a Dios, pero no tener miedo. Si hay duda, leer Juan:

“El que teme no está perfecto en el amor.”

Juan 1

El miedo y el amor son como el aceite y el vinagre, dice Juan “Donde hay amor no hay miedo”. Entonces ¿Por qué un Dios tan severo en el Antiguo Testamento? Creo que el Dios bueno verdadero se comunica en el idioma que podemos comprender dependiendo de la época y el contexto, desde comunidades tribales hasta civilizadas Dios nos habla y nosotros comprendemos de acuerdo a nuestra consciencia del momento, no todos lo describen ni comprenden a Dios de la misma forma. Igual los escribas (aquellos que transcribieron los textos de la Biblia) lo comprendieron en su lenguaje histórico de acuerdo a su contexto, es por eso que se necesita aprender igualmente de la tradición oral que todavía mantienen algunas denominaciones cristianas del oriente. La Biblia muestra historias de cómo un grupo fue conociendo a Dios, y de cómo Dios se relacionaba con ellos (y con nosotros) por medio de un pacto de amor.

Existen algunas lecciones de la Biblia que no podemos aplicar literalmente a nuestro tiempo y contexto presente, por ejemplo, los hombres antes hacían sacrificios, creían en esclavitud, y en algunos castigos y prácticas que ya no hacemos. Lo que sí hace sentido es que, si el destino del ser humano es ser más parecido a Dios, éste lo haga creciendo en una colaboración estrecha al participar en Su Creación, sin necesidad de destruir vidas para lograrlo. Para lograr ser como Su imagen y semejanza, los humanos necesitamos aprender a colocar a Dios, el bien, la verdad y el amor por encima de todos los demás apegos materiales, incluyendo ideologías.

Al entregarle lo más querido, tu seguridad, tu familia, tu salud, Él no lo quitará, al contrario, como la historia de Abraham, lo bendecirá, te multiplicará y te recompensará.

Cuando oramos y pedimos la voluntad de Dios, necesitamos comprender que la expresión de Dios en nosotros es natural, pero a veces obstruimos su bien, la lección es que nuestro ego sea cada vez menos para que Su divinidad en nosotros sea más, una lección que repetía Juan el Bautista. Juan 3,30

Ora así:

Dios, hoy estoy dispuesto a entregar todo, aunque sea difícil entregarte, te lo entrego todo, y coloco en el holocausto, todo lo que me da angustia, en tu nombre te entrego todo para que lo transformes y lo hagas todo nuevo.

Para entregar sólo necesitas tres palabras para un milagro: Haz Tu Voluntad. Y luego suelta, si vuelve el pensamiento, vuelve y entrega. Entregar es como el perdón, es una decisión de cada segundo. Hay que entregar 70 veces 7.

Dios es bueno, amoroso, compasivo, cuando entregamos nuestras experiencias más fuertes, Él las toma y nos devuelve todo, pero renovado.

Regístrate arriba en el navegador si estás en móvil o aquí al lado para recibir tu ebook gratis al final de la Cuaresma. Es una guía para comenzar de nuevo, pero antes, trabajemos con nuestra espiritualidad.

«Entrega a Dios lo más que deseas y el te devolverá lo que verdaderamente necesitas». De mi libro Los Ciclos del Alma 

  1. Maru Pérez Arenas says:

    Gracias por compartir Sharon

  2. Judith Resendiz says:

    Asi lo haré … muchas gracias por compartir tu sabiduría!

  3. Johanna Ivellisse says:

    Sharon;

    Hoy más que nunca éste mensaje toca mí corazón. Necesito y quiero entregar todo a mi Padre. Estoy agobiada. Repito la oración valiente…”Señor que yó no quiera, nada que no quieras para mi”.

    Gracias. Te bendigo. ⚘

Sharon M Koenig /heaven on
earth publishing      
Derechos Reservados
®2020-21

Fotos MJ Magnum 
Canva 

Aunque los mensajes y el libro tienen la capacidad de aliviar el alma, las respuestas de la autora, el libro y su contenido no pueden diagnosticar ni sustituir un tratamiento o el consejo médico o profesional. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios espirituales o físicos consulte a su médico o terapeuta. Nunca interrumpa medicamentos o tratamientos sin la debida supervisión médica. Por favor, en el caso de una depresión, ya sea suya o de alguien cercano a usted y en especial cuando observe que se tienen pensamientos suicidas o de incapacidad de manejar su vida o sus emociones, acuda inmediatamente a un familiar y busque ayuda profesional, ya que estos comportamientos, reflejan una emergencia y es importante recurrir a ayuda inmediata.

política de privacidad

Inscríbete para recibir noticias e
inspiración.

    Blog