Día 1, Acercarnos más a Dios

40 Días

Llevamos una larga cuarentena que comenzó hace un año. Mirando la historia de las pandemias de otros siglos, esta fecha coincide con la parte más fuerte, pero igualmente si la historia se repite, es el principio del momento de comenzar a ver la luz al final del túnel. Continuemos protegiéndonos, sabiendo que una profunda transformación está ocurriendo.

Los 40 días del desierto de Jesús hablan de una profunda transformación de ayuno y oración. Los 40 días también son parte de las historias de Noé, de Jonás y de Moisés. Igualmente, los 40 días de la Cuaresma coinciden con la época de la primavera que es renovación y nueva vida. Cada vez que un arbusto sale de un invierno es una resurrección. Imitemos a la naturaleza y comencemos esta preparación para salir de nuestro invierno.

En estos 40 días compartiré una reflexión diaria para ayudarnos a acercarnos más a Dios. Ya es una tradición que comparto todos los años con mis lectores. Esta vez, les tengo un regalo al final de la Cuaresma, para continuar con los cambios positivos con la primavera, pero primero el trabajo espiritual. 🙂 Asegúrense de inscribirse a la derecha para recibirlo (si están en móvil ir al navegador).

La Cuaresma no es un camino de culpa sino un camino de liberación que ocurre en el interior de cada cual que escucha la invitación que Dios nos hace a diario. La palabra arrepentimiento realmente viene del griego Metanoia que significa cambio de corazón lo que desemboca en un cambio de la mente.

Por otro lado, la palabra pecado viene del griego “hamartia”, y es una metáfora que literalmente significa fallar en el deporte de arco y flecha, o sea perder nuestro centro, desviarnos del bien y del amor, que es nuestra naturaleza. Dios y su amor es el centro. La vida es una búsqueda de un balance.

La primera lección es que Dios es amor, está en nosotros y en Su creación. Es un error pensar que Dios sólo está en una estructura, o en una institución, porque cuando fallan sus paredes, como estamos viendo, se cae nuestra fe. Encontramos a Dios en cada rincón y en cada ser, vamos a hacerlo vivo en cada lugar y especialmente dentro de nosotros. Para amar a otros como decía Jesús, se necesita recordar que una chispa de Dios está en el interior de cada cual. El amor vivo de Dios está tanto en nuestros alrededores, como en cada ser y en cada molécula que se respira.

Hacer las paces con Dios es recordar que Dios es bueno, amoroso, compasivo. La imagen de un ser castigador es errada. Dios es puro amor y jamás confabula en contra de nosotros, todo lo contrario. Alcanzar a Dios, es un mal verbo, porque presume lejanía, Jesús predicó que el Reino de Dios está en nuestro interior, lo que implica que también está en el interior de los demás, aunque muchos no puedan reconocerlo. Vamos a descubrirlo.

A Dios muchas veces se le habla de rodillas, o en la oscuridad de nuestra habitación. A Dios al final, se le conoce en secreto. Hoy, cierra los ojos y permite que el mismo Dios que habita en ti y en mí, abra la puerta de tu corazón y se revele en tu interior.

Cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará.

San Mateo 6

Oh, Dios, crea en mí un corazón puro,

renuévame por dentro con un

espíritu firme.

No dejes que pierda de vista tu rostro,

no me quites tu santo espíritu.

Salmo 50

*Inscríbete en nuestra comunidad. Al final de la Cuaresma, les tengo un regalo a todos los que estén inscritos en mi página.  Síguenos y comparte en las redes sociales. Muchas de estas lecciones están en mi libro Los ciclos del Alma.

Mi libros en Amazon

Derechos Reservados ®2021

Para compartir en tus medios sociales :

  1. Domitila says:

    Muchas gracias por las reflexiones que enriquecen😇😇😇

  2. Juanita Riveros says:

    Excelente reflexión mil gracias

  3. Nancy Yaneth says:

    Gracias.

  4. Luzmila medina lópez says:

    Gracias sharon, tus palabras me conectan con el poder supremo de Dios en mi

  5. Daysy says:

    Me encantaría recibir esta información gracias 😁

  6. Daysy says:

    Me encantaría recibir esta información

  7. Fernanda Leonardo says:

    Gracias Sharon desde hace 3 años llegó a mi vida el libro “desde Om hasta amén” y de ahí leí los ciclos del alma y las 12 promesas del alma, desde entonces sigo tus cuentas y cada año estoy al tanto de tus publicaciones de Cuaresma, gracias por tanto, bendiciones.

  8. Gilma says:

    Gracias

  9. Carolina says:

    No puede ser más perfecta la reflexión para iniciar este maravilloso tiempo de preparación …. el Señor te bendiga.

  10. Isabel Rodriguez says:

    Gracias Sharon por compartir tan bellos mensajes, amo tu Libro Los Ciclos del Alma Saludos desde Burbank California

  11. Lourdes Gomez says:

    Gracias por compartir nos esta reflexion

  12. Silvia says:

    Gracias por ayudarnos a entender más el valor de la cuaresma.

  13. Patricia says:

    Thank you Sharon i appreciate your share .pona

  14. Romina Robledo says:

    Las palabras justas en el momento justo. Gracias gracias gracias

  15. Andrea Montañez Roa says:

    Excelente reflexión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sharon M Koenig     
Derechos Reservados
®2020-21

Fotos MJ Magnum 
Canva 

Aunque los mensajes y el libro tienen la capacidad de aliviar el alma, las respuestas de la autora, el libro y su contenido no pueden diagnosticar ni sustituir un tratamiento o el consejo médico o profesional. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios espirituales o físicos consulte a su médico o terapeuta. Nunca interrumpa medicamentos o tratamientos sin la debida supervisión médica. Por favor, en el caso de una depresión, ya sea suya o de alguien cercano a usted y en especial cuando observe que se tienen pensamientos suicidas o de incapacidad de manejar su vida o sus emociones, acuda inmediatamente a un familiar y busque ayuda profesional, ya que estos comportamientos, reflejan una emergencia y es importante recurrir a ayuda inmediata.

política de privacidad

Recibe inspiración