shutterstock_shutterstock_117648586

Reflexiones sobre el eclipse

 

El significado de un eclipse “del ekleipsis en griego”, es desaparecer, también significa abandono y caída. La primera pregunta que nos hacemos es cómo afecta que el sol sea bloqueado temporalmente. No creo en la astrología popular pero creo que si la luna afecta las mareas y nuestros ciclos, los astros también deben afectarnos. Cuando ves la teoría sobre el universo y su campo unificado, unido por unos hilos invisibles y propuesto por Einstein, no es una teoría descabellada, al final somos una ecuación matemática o «todos nuestros cabellos están contados». Filósofos de la India hablan de ciclos, para ellos existen tanto días de 24 horas como días galácticos de miles de años, según ellos son exactos y tienen amanecer y ocaso aunque no podamos verlos. Existen patrones que todavía no comprendemos. Los ateos dicen que las ecuaciones son caóticas, los creyentes decimos que es la perfección de la creación de Dios, pero no hay duda de que existe un orden, a pesar de que los humanos hagamos todo lo posible por desorganizarlo.

Mirando la historia, hubo un eclipse solar en el 1999, entre los eventos que sucedieron ese año está el proceso de “impeachment” (acusación) al entonces presidente Bill Clinton, tornados en Oklahoma, terremoto de 7.1 en el Mohave Dessert en el Sur de California y en Europa se establece el Euro. Han habido años peores y también mejores. Mirando las noticias de otros años, entre las buenas noticias también veo que el mundo tiene su propio patrón de plagas, guerras, política, depresiones, descubrimientos, huracanes y terremotos. Al final no es un mundo “perfecto”. Somos una humanidad en desarrollo. Lo que sí podemos concluir es que necesitamos la gran humildad de aceptar que no sabemos nada y que los humanos estamos muy lejos de descifrar los misterios de este universo que Dios creó. Tan solo podemos maravillarnos ante su grandeza.

¿Es un mal augurio el eclipse? Confío en que no, de todos modos Dios aprovecha todo para darnos algo bueno. Los humanos siempre podemos, por medio del libre albedrío y el amor, cambiar el rumbo de cualquier situación creada por el odio. A veces necesitamos sacar lo oscuro a flote para poder vencerlo. Si miramos, este año tenemos muchos “lunáticos” , incluyendo los que dicen que el mundo se acaba, igual hay muchos en los gobiernos, quizás tenga que ver con el eclipse (sarcasmo). La mejor noticia es que después del eclipse y la oscuridad, el sol siempre vence. Si hay algo que tenemos en oscuridad, necesitamos sacarlo a la luz para que Dios lo sane. ¿Mi ritual de eclipse? Cuando no comprendo las cosas, siempre hago lo mismo: Me siento tranquila, prendo una velita blanca y pido a Jesús para que regrese la luz, luego leo unos cuantos Salmos por la paz, el amor, la justicia y la seguridad de todos. Si todos hacemos esto en unísono, de seguro tendrá un efecto de amor en ese campo unificado del que Einstein tanto hablaba.

Salmos sugeridos  23, 138,143,46, 61

sharonlogo-2-1