11101638_877539398976283_1767064470869322228_o

Reflexiones del paraíso

Caminando por la arena me doy cuenta que Dios creó un verdadero paraíso. Camino en libertad, coloco la toalla en la arena a unos pies del mar, respiro su aire que llega como una brisa intermitente. Hay nubes, luego sol, luego nubes de nuevo, no protesto. Luego de una hora me levanto previniendo una lluvia, no es castigo, es bendición; no estoy sola en este mundo, las plantas y las aves también necesitan de la lluvia.
De camino me encuentro un árbol de uva de playa, los extranjeros al trópico de seguro no saben que en el Caribe tenemos uvas y son deliciosas. Me estiro tratando de alcanzar una uva madura, tomo una de una rama muy alta, unos norteamericanos me miran con incredulidad, esperando que caiga envenenada, quedan dos maduras. Saboreándolas me rio con los turistas y recuerdo Las Croabas, la libertad de mi playa de la niñez, regalo de Dios. Él nos da todo lo necesario. No, no es perfecto, pero los únicos que dañamos este paraíso somos nosotros mismos cuando olvidamos a Su Creador.
¿Cuál es tu paraíso? Descúbrelo ¿Es un pedacito de cielo, o una montaña, es llano, selva o desierto?

sharonlogo-2-1