Mi Dios te pido con el alma, cubre con tu manto de amor y porteccióm nuestros hijos,-4

Oración para discernir- Día 32

Dios nos ha invitado a ser como niños, pero no a cambio de perder la razón. A veces la inocencia puede caer en ignorancia. Como dice Bach, “las peores mentiras son las que nos decimos nosotros mismos“. Todos tenemos un compás interior en el corazón, demasiadas veces sabemos la verdad pero la emoción tiene la cualidad de descalibrar el mejor compás y enviarnos señales equivocadas. No se trata de enjuiciar la persona o la situación sino de usar el juicio. A veces una crisis es la mejor situación que puede ocurrir, cuando de pronto por medio de una noticia imprevista se revela una verdad que no veíamos. Las mentiras no son sostenibles, tarde o temprano son descubiertas, especialmente cuando oramos a Dios para verlas. La luz puede doler en unos ojos que han estado cerrados mucho tiempo, pero es mejor un dolor momentáneo en los ojos, que una eternidad de noches oscuras en el alma.

sharonlogo-2-1

 

 

Para leer las otras lecciones de Cuaresma ir a este enlace ;

Lecciones de Cuaresma