There is always something to be thankful for.-23

Sobre la ley y el amor

Existen varias maneras de relacionarnos con Dios, pero el cumplir la ley sin amor o por solo el qué dirán los demás, no es una buena manera de hacerlo.Todos conocemos a algunos seguidores de la ley en sus iglesias que hacen cada rito, al tiempo que juzgan a los demás. El legalismo y la teología pueden convertirse en el peor ídolo, si se utiliza como una lanza para punzar a los demás. Muchos siguen todas las reglas pero no tienen misericordia.

No piensen que he venido a abolir la ley sino a darle cumplimiento, dijo Jesús.

Jesús se refería a la Ley de Moisés (mosaica), pero no solo se refería a cumplirla sino a realizarla y llenarla, al cumplir lo esperado por los profetas, por medio de la pasión, el amor, la vida, el perdón y el ejemplo en su propia persona.

Los fariseos y los doctores de la ley cumplían las leyes, pero Jesús llamaba a sus discípulos, no solo a cumplirlas, sino que hacía un llamado a la justicia. No es abstenerse solamente sino que es permitir que Dios sane el deseo de hacer daño a los demás. De qué vale seguir la ley si no se tiene amor, compasión ni sentido de justicia, es por eso que Jesús sanaba a los enfermos el día sábado, lo hacía por justicia y amor, aunque según las leyes de su fe, era prohibido. Igual ocurría cuando Pablo abolió la ley para los gentiles. A veces se necesita seguir el corazón.

Existen muchas reglas que hacemos sin cuestionarnos, pero existen dos leyes que suman las demás, dijo Jesús que son el amor a Dios sobre todas las cosas, y el amar al prójimo como así mismo. Esto resume la ley que Jesús vino a mostrarnos, por medio de su ejemplo de compasión. La ley realmente no es para conseguir el favor de Dios, sino para protegernos a nosotros mismos, no del castigo de Dios sino de nuestras propias consecuencias. Si primero amamos a Dios y sabemos cuánto nos ama, nuestra respuesta natural será seguir un camino de paz, pero si seguimos las leyes sin conocer a Dios o temerle, es legalismo, solo enjuiciaremos a otros y seremos miserables mientras las cumplimos. Por ejemplo, no solo es no matar, sino sacar el odio que lo produce y si es no robar, entonces eliminar la codicia.

Cuando amas a alguien quieres ser la mejor versión de ti mismo, no es solo ley sino que es nuestra respuesta natural al amor de Dios.

Señor, coloca amor en mi corazón , ayúdame a seguir tus preceptos.

Inspirado en Mateo 5

Todos los escritos de Cuaresma hasta hoy