There is always something to be thankful for.-15

Dios no nos juzga

Hace unos años tuve una experiencia personal con Jesús, ocurrió en una confesión sobre una falta que había ocurrido en mi juventud.  Solo puedo decir que el Jesús que conocí ese día no es el mismo Dios que muchos describen como un ser castigador que juzga con su ira. Era todo amor, misericordia, comprensión. Ese día aprendí que igual necesitaba ser yo más comprensiva con los demás que han faltado. Somos muy rápidos en juzgar y muy lentos en perdonar, porque tenemos una visión errónea de quién es Dios. Si Dios juzga, condena y castiga, igual pensamos que debemos hacerlo nosotros para defenderlo, pero esto es un error. Dios no necesita defensa.

No juzgues a otro, no sabemos por qué hace lo que hace, esto no quiere decir que no utilices el juicio, que es nuestra cualidad de razonar sobre una persona o situación, lo cual evitará que nos expongamos a inconsciencia ajena, lo cual es posible por inmadurez, adicción o hasta enfermedad mental.

Ser misericordioso para que lo sean contigo, no juzgar para que no seas juzgado, no condenar para no ser condenado, perdonar para ser perdonado, porque seremos tratados en la misma medida que tratamos a los demás. Dios no nos juzga, en el sentido de condena, sino que sabe todo de nosotros, y sabrá hasta dónde podemos llegar de acuerdo a nuestras experiencias y capacidades. Eso no es condena sino inteligencia divina.

 Inspirado en Lucas 6 

Hoy ora así:

Hoy muéstrame la verdad de esta situación, pero primero dame tus ojos para poder verla y ajustar mi percepción para verla como tu ves. Incluso déjame verme a mi mismo como tu me ves, lleno de amor.

Hoy es un buen día para hacer un ayuno de negatividad, de enjuiciar a otros, o a nosotros mismos. Tomarnos un ayuno de malas noticias, de habladurías sin sentido.