There is always something to be thankful for.-13

¿Cuál es la voluntad de Dios? 

La mayor parte del tiempo no elegimos, sino que reaccionamos sin siquiera saber por qué lo hacemos. A veces elegimos de acuerdo a nuestros impulsos de miedo. Hacemos elecciones de acuerdo a lo que pensamos que otros esperan de nosotros, o de acuerdo a lo que creemos merecer, bueno o malo. Mientras que otros eligen lo que les dará reconocimiento, poder y seguridad, existen otros que eligen castigo; creen merecer lo peor.

Se escucha decir a menudo “que sea La Voluntad de Dios”, otros precisamente temen a esa voluntad, temiendo al Dios castigador que erróneamente tienen en su mente. Cuando algo terrible sucede, decimos que es la voluntad de Dios, con razón le tememos, pero la voluntad de Dios no es el mal, no es su diseño. La pregunta más frecuente es, si tengo que seguir esa voluntad, entonces ¿cuál es? ¿cómo saber cuándo estoy en su voluntad? La voluntad de Dios es amor, misericordia, bien, compasión, dicha, esa es su voluntad para nosotros, porque Dios no castiga, el aparente castigo es consecuencia del mundo que se aleja de él.   Si somos imagen y semejanza de Él,  coloquemos nuestra mente en él para que la sane y la llene de sus ideas. Caminar alejados de Dios es pensar y vivir partiendo del miedo, del mal, del odio y el rencor.

La voluntad de Dios es que contemos con él.

La Voluntad de Dios, no es un capricho, sino que es tu más alto bien, ese que ni tú mismo puedes ver . Faltar (pecar), significa literalmente no dar en el blanco, como en el deporte de arco y la flecha. Es toda aquella acción o elección grande o pequeña que haces en contra de tu bien.   Por el contrario, caminar y contar con Él, es el escudo de valentía que nos abre los ojos al bien, y que nos protege de nosotros mismos, porque aunque erremos, Dios sabe cuando no es nuestra intención, pero si actuamos sin contar con Él, la consecuencia será crear desarmonía y perder la paz para todos.

Podemos aprender cómo vivir en esa perfecta voluntad por medio de la imitación de las acciones y lecciones de Jesús, que para caminar en la perfección de imitarle, nos pide que seamos mucho más que las personas comunes, que aman a sus amigos y odian a sus enemigos. Él nos pide que amemos a todos, incluso a esos que nadie puede querer.

La respuesta es entregar y armonizar nuestra Voluntad con la de Dios, usar ese poder de elección para que Él nos muestre el mejor camino. Es orar antes de cada elección y es entregar al supuesto enemigo a Dios, para que nos muestre cómo soltar, perdonar y amar, es el primer paso y la manera más alta de amarle; tal como lo mostró Jesús.

La voluntad es el plano perfecto de todo en nuestra vida, desde la salud, el amor, hasta las finanzas y el propósito. 

 

Inspirado en San Mateo 5

 

Los dos mandamientos más importantes que nos da Jesús :

Ama a Dios sobre todas las cosas, y luego desde ese amor, ama a tu prójimo como a ti mismo.

Hoy Ora Así :

“Mi Señor, muéstrame cuál es Tu Voluntad sobre esta situación personal .” y luego la más importante, tres palabras que lo cambian todo, tal como El Padre Nuestro : Haz Tu Voluntad aquí y en mí, tal como ya es en ti.