kenneth-michelle

Vivir este año como si fuera el último

Escribiendo mis memorias me doy cuenta cuánta razón tienen las palabras de C.S. Lewis : «Es curioso, si miramos el día a día las cosas pareciera que no cambian, pero cuando miramos hacia atrás nos damos cuenta que todo cambia».  La vida se nos va y no nos damos cuenta cuán pronto pasa.

¿Cómo vivirías si en vez de un año nuevo, este fuera tu ultimo año de vida?

Casualmente esta fue la pregunta que escuché en la *homilía del primer día del año; invitaba a vivir el nuevo año de esta manera. No hay pregunta que coloque nuestras vidas más en su debida perspectiva. ¿Qué desearía hacer realmente? Y no en tono de irresponsabilidad, sino sabiendo que hay una eternidad. Algunas personas pasan por la vida , pero muy pocos viven. Me pregunto, de 54 años: ¿De cuantos momentos me acuerdo realmente, cuántos viví? Los puedo contar .No solo de los buenos, sino de los que amé, me equivoqué, de los que lloré, de los que sentí y estuve presente con todas mis emociones, de esos que Dios me habló.

Si fuera el último, no creo que estaríamos mirando el peso, ni esa cartera nueva, ni cuánto dinero tendremos en el banco, ni el auto, ni qué posición nos dará la compañía, ni cuántos compromisos vamos a aceptar. Si fuera el último, querríamos ser auténticos, reales y vivir sin máscaras, amando, colocando nuestros asuntos y prioridades en orden, dejando ir lo imposible y viviendo con pasión, pidiendo perdón por el mal hecho, y dando nuestro perdón al que nos ha faltado. No guardaríamos  “un te amo” para luego. No andaríamos inconscientes haciendo daño o usando a las personas. Tampoco habría tiempo que perder en rencores, en las redes sociales, en chismes, en cosas triviales ni en horas de oficina para complacer a algún superior.

Algunas personas sienten la lluvia, otros, solo se mojan, decía Bob Dylan.

El tiempo sería dedicado a dejar un legado para ayudar a otros; que sea un rastro de amor no de logros, a mirar ese atardecer, a dar abrazos más fuertes y a tratar a otros con respeto y con amor. Son sugerencias muy parecidas a las 12 promesas de mi libro, perdonar, soltar, amar, vivir bajo la presencia y en comunión con Dios. Estar más presentes a nuestros seres queridos, mirando lo importante y orando a Dios. Muchas personas en estado terminal regresan a Dios con pasión. ¿Qué harías? La diferencia entre vivir en la complacencia y vivir con urgencia y presencia, no es un tema de actitud sino de perspectiva.

Voy a vivir este año como si fuera el último, al final hoy no sé si realmente lo será …

 

sharonlogo-2-1

 

 

*Pregunta de la homilía, por Padre Alfredo en St Jude Melkite

Mis memorias espirituales en el nuevo libro Desde Om hasta Amén  (HarperCollins Español,Septiembre 2017)

De el El libro Las 12 promesas del alma está en Amazon , otros libros de la autora en :

https://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss_1?url=search-alias%3Dstripbooks&field-keywords=sharon+m+koenig

 

las-12-promesas