copy-of-copy-of-no-podemos-elegir-now-los-ojos-son-las-lamparas-del-alma

Adviento: En la espera

Los días antes de la Navidad deberían ser de paz, pero es todo lo contrario, muchas veces se convierte en el detonante de todo lo que no hemos atendido espiritualmente. Dicen que los divorcios en las cortes aumentan considerablemente en Enero y es porque el estrés de la Navidad es muy dañino, cuando debería ser todo lo contrario: un tiempo de sanación.

Adviento viene del Latín y significa llegada o espera. Es un tiempo de fe, de esperanza y anticipación mientras llega lo más esperado; el cumplimiento de Su promesa, cuando nacerá Emmanuel que significa “Dios, con nosotros”. El Adviento se celebra desde unos 4 Domingos antes de la Navidad. Comenzamos este Domingo, 27 de noviembre y encendemos una vela cada Domingo subsiguiente hasta la Navidad.

Esta celebración se populariza en los países nórdicos, las velas traen la luz, que en ese tiempo es escasa. Se utiliza una corona de pino a la que se coloca las velas. El círculo y el pino verde significan vida eterna. En contraste a nuestra celebración en el occidente, la versión que se celebra en las iglesias Católicas del oriente y en las Ortodoxas, es una preparación de 40 días antes de la Navidad, similar a la Cuaresma; un Ayuno de la Natividad; en vez de fiesta es recogimiento y oración, en vez de compras y comidas es ayuno de carne, todo lo contrario a lo que hacemos antes de Navidad.  Mi iglesia comienza el día 10 de diciembre. No es fácil y sólo he podido hacer mi propia versión. Luego del nacimiento de Jesús comienzan las fiestas hasta el 6 de enero.  En nuestro mundo moderno es diferente pero eso no quita que podamos hacer un esfuerzo al menos por orar y recordar a Jesús.

Hoy Domingo, en la Iglesia Católica Romana, notarán que encenderán la primera vela. Igualmente el Adviento es celebrado por varias denominaciones Cristianas; en los países nórdicos ambos, protestantes y Católicos lo celebran.  Las 4 velas marcan los 4 milenios del Viejo Testamento.  Es buen momento para cada uno de estos Domingos de Adviento, colocar las velas en casa, puedes hacerlo alrededor de una corona de pino (yo coloco las velas dentro de un cristal para seguridad, nunca se dejan solas ).

Hoy enciendo la primera vela en casa, luego la segunda, el próximo Domingo; la tercera, el tercer Domingo,  y así sucesivamente hasta llegar a la Navidad . Es costumbre colocarles a los niños una sorpresa o un chocolate en una cajita marcada con el día para cada día antes del nacimiento como recordatorio y expectativa, igualmente es lindo hacer una oración cada día. Yo leeré una parte de la historia de la Biblia que hable de esos días antes del nacimiento; puedes hacerlo de un libro o una Biblia de niños, si tienes chicos.

Lo más importante es que en medio de las festividades, no olvidemos el verdadero motivo de la Navidad.

«Nos salvará de la muerte. Será como una luz que alumbra en la oscuridad, y guiará nuestros pasos por el camino de la paz».

Lucas 1

 

Por,

Sharon M Koenig

Soy la autora de Los ciclos del alma, mi nuevo libro Las 12 promesas del alma, habla sobre cómo retomar tu relación con Dios y Jesús. Lee unas páginas en este enlace -sobre el libro y mi historia.

http://necesitoleer.com/las-12-promesas-del-alma/