feliz

Tres Pasos para ser Feliz

 

1-Conócete a ti mismo

La tristeza es normal, pero el sufrimiento es opcional. Sufrir es resistir lo que es. Las lecciones fuertes que se nos presentan en la vida no son necesariamente mala suerte, son parte de la realidad de vivir en la tierra. Las pérdidas en este plano son inevitables y es natural que en su momento y temporalmente , experimentemos tristeza, pero el sufrimiento eterno por una situación (que es resistirse a lo que es) se puede prevenir, al estar preparados y saber soltar.

La aceptación (no la resignación) es la llave de la paz. Estar aquí y ahora. Querer regresar al pasado, resistir el presente y añorar un futuro imaginario, es la clave del sufrimiento. Dejar ir.

2- Perdona

Perdonar no es justificar la acción, es tener la intención de dejar ir el dolor del recuerdo .

“No siempre podemos cambiar las cosas, pero siempre podemos cambiar nosotros, cuando logramos que “esas cosas” dejen de tener poder sobre nosotros.”

¿Cómo? Retoma tu espiritualidad

Invoca a Dios Padre y entrega tus pesares a Él. Habla a un Dios personal que te escucha, más que un universo abstracto o una energía, Dios es un Padre real. El desapego por tu voluntad, no funciona si no tienes a Dios Padre para entregarle en Sus manos. Acepta que sólo no puedes con las cargas. Cambia la auto-ayuda por aceptar que en esta tierra, todos necesitamos la guía de Dios para encontrar nuestro camino verdadero. Soltar y entregar no es lo mismo, te sugiero entregar. Lo haces dando un permiso a Dios, diciendo, te permito, te entrego.

3- Suelta o mejor dicho “Entrega”

Dejar ir los imposibles, cambiar deseos por sueños verdaderos y metas fijas por preferencia . El sueño viene de un corazón lleno para darlo, el deseo viene de un corazón vacío para llenarlo. No sueltes el sueño, pero entrega los resultados. La diferencia entre soltar y entregar, es que cuando entregas confías y dejas de intervenir en el orden de las cosas. Luego déjate llevar por el compás : con-paz, que es elegir desde la paz y no desde la necesidad.

“La felicidad es un estado transitorio que depende de que todo salga como quieres, la frustración es común y también transitoria cuando las cosas NO salen como quieres, mientras que la dicha puede ser permanente porque viene de la paz, de aceptar lo que es y de aceptar Su Voluntad.” Del libro Los Ciclos del Alma , El Proceso de Conexión de Sharon M Koenig 

 

Enfócate en el ahora, en encontrar tu propósito y encontrar la dicha por medio de tu ayuda a otros, de la familia, de dar tu don. Un corazón ocupado en su verdadero propósito no tiene tiempo para sufrir. No existe dicha mayor que dar de tus dones a los demás.

De una Entrevista en CNN con Mercedes Soler , en NotiMujer hoy

LECCIONES DEL LIBRO LOS CICLOS DEL ALMA

Enlace, una oración para la paz

http://losciclosdelalma.com/#media

 

 

Por Sharon M Koenig/Derechos reservados 2013,14,15©Derechos Reservados Sharon M Koenig