conexion-2

Antídoto para una “triste navidad”

Todos los años en la primera semana de Adviento, comparto este artículo que es muy leído; esta vez le añadí algunos consejos. Encuentro que la navidad, aunque es hermosa puede ser muy cruel para algunas personas en momentos especiales en sus vidas . Espero que estos consejos ayuden a contrarrestar un poco sus efectos, los cuales pueden notarse por los aumentos en depresiones e infartos en estos días.

Muchas personas se sienten agobiadas al aproximarse las celebraciones que marcan el fin del año y prefieren que estos eventos transcurran lo más rápido posible. La Navidad es un detonante de todo lo que no hemos resuelto en nuestras vidas, sea la parte económica, de familia, de espiritualidad o de amor.  Algunos no disfrutan porque recurren a un recuerdo del pasado. La peor enemiga del presente es la nostalgia, cuando se piensa que todo tiempo pasado fue mejor, tal vez porque estas fechas importantes se vivieron con personas queridas que ya no están, porque había más prosperidad o porque realmente, se ha pasado por un momento difícil, una pérdida , una mudanza de país, un divorcio o un desengaño.  Lo importante es saber que siempre se puede hacer un esfuerzo para sentirse mejor, y entender que vivir en el pasado sólo puede empañar tu presente. Otras personas tienen todo, pero miran sólo las faltas, sin darse cuenta que estos son los ” los buenos tiempos del mañana”. Sobre esto escribo en mi nuevo libro Las 12 promesas del alma:

«Agradece lo que tienes y no te distraigas por lo que piensas que te falta».

Algunos consejos:

1- Protege tu mente –  Cada vez que tengas un pensamiento triste, de culpabilidad o de angustia, repite : Esto también pasará, pues lo bueno y lo malo es solo transitorio y tu época triste de éste año o del día, es el preludio de una felicidad mayor en el futuro.

Si perdiste un ser querido, tendrás un nuevo amigo o ya vendrá un nacimiento cercano. Si perdiste un amor, amarás de nuevo o mejor aún, aprenderás a respetarte o tener tiempo para encontrar a Dios, para así poder atraer la persona ideal. Si estás enfermo, aprenderás a cuidarte y a tomar mejores decisiones en cuanto a tu cuerpo, así recobrarás la salud, o quizás necesitas aceptar la ayuda de otros, de todo se puede aprender.  Si tuviste que partir a un lugar lejano, agradece la oportunidad , ya tendrás tiempo para compartir nuevamente con tus seres queridos.

2- Si puedes, no te quedes solo: En la Navidad, el secreto de no estar solo es la preparación. Haz un esfuerzo y busca un amigo o una amiga con quien pasar esos días donde crece tu melancolía. Atrévete, y con tiempo, llama a ese amigo que hace mucho que no llamas y planifica un encuentro.

En diferentes etapas de mi vida he sido anfitriona de personas que han estado solas y en otros momentos, he sido yo la invitada. Decide disfrutar ambas situaciones. Si no tienes a nadie, realmente el problema no es la Navidad, sino que probablemente no estás colocando atención a tus relaciones personales. Recuerda, eres especial y tienes derecho a tener compañía. La soledad no es negativa, pero la desolación que es estar aislado, inclusive cuando tienes compañía, no es un estado natural, nacimos para vivir en comunión con Dios y con los demás.

3-Lee la Palabra – Levántate con algunas lecciones de la Biblia y acuéstate con las mismas lecciones, si encuentras que todavía se te hace difícil leer la Biblia, comienza con un libro de devociones y oraciones diarias (estoy escribiendo uno), y duérmete leyendo el mismo libro.

4Busca la luz: Sal de tu casa, toma sol y haz ejercicio- El movimiento es el peor enemigo de la tristeza, el oxígeno va a tu cerebro y te da energía. Si estás en el hemisferio norte, el sol contrarresta este tiempo de poca luz, mucho frío y humedad. No importa dónde te encuentres, la luz solar es un antidepresivo natural.

5-Prepara una lista de agradecimiento: Todos los días, antes de salir,  escribe al menos  3 razones por las cuales agradecer; tus hijos, el aire, el sol, tus gatitos, lo que sea. ¿Cuánto podría pagarte por uno de ellos? Mientras más agradeces, más recibes, incluyendo paz instantánea. Trátalo. Comunícate con amigos que hace tiempo no ves, envía una postal, llámalos, se sentirán muy bien de que los recuerdas.

6- No te compares: Los medios sociales pueden ser una tortura cuando tratas de compararte con las fotos de la presunta felicidad de los demás. Recuerda, a veces no podemos ver el cuadro completo detrás de los viajes, las cenas y las fiestas de los demás. Existen otros que también han pasado pérdidas en la familia, perdidas económicas, divorcios o que están enfermos.

 

Importante:

7-Por un momento sal de tu zona de lagrimas y ayuda a otros: Siempre hay alguien que está pasando peores momentos que tú. Comparte un chocolate y algo de la pastelería con alguien necesitado.Regala de ti, eres especial, alguien te necesita. Busca un propósito, sea ayudar a niños, viejitos o enfermos. Dios te dio un don, es para ayudar a otros.

8-Desarrolla tu espiritualidad, pide ayuda a Dios. Regresa a Dios, el verdadero antídoto de la Navidad triste es recordar lo que celebramos, el nacimiento de Jesús quien vino precisamente a liberarnos. Sólo recordarlo debe ser motivo de gran alegría. Comienza a practicar conscientemente tu conexión con el Creador. Muchas personas me escriben y me piden el secreto, es fácil , el secreto es invocar a Jesús, no hay más nada poderoso. Celebra. Los ritos de hoy serán hermosos recuerdos del mañana. Como parte de tu espiritualidad recomiendo el perdón, sea para ti mismo o para los demás, lo haces llevando la situación a Dios primero. A veces perdonar es tan simple como enviar una tarjeta de navidad como gesto de que has perdonado.

 9- Busca comunidad- Tener la presencia de Dios en soledad no es suficiente, siempre recomiendo buscar una iglesia donde además de ir a un servicio, puedas llevar a tu familia, ayudes a otros y permitas ayuda de un Ministro o un Sacerdote; es importante que tengas una comunidad que esté en el camino de Dios. No existe una comunidad perfecta y toma tiempo y esfuerzo conocer una nueva, pero los beneficios no pueden ser sustituidos por la soledad.No se llega al Cielo, solo.

Haz el Padre Nuestro diario, que es la Oración más poderosa que puedes hacer junto a “Hazme un instrumento de tu paz”. Haz el Padre Nuestro tres veces al día, al levantarte , después del almuerzo y al acostarte, haz esa u otra oración de entrega. Si sabes el Rosario, hazlo. En el blog www.losciclosdelalma.com en Media , encontrarás algunas oraciones que te ayudarán, reza con conciencia.

 Recuerda que Dios siempre está contigo. ¿Qué mejor compañía? Es incondicional, permanente, te ama con todas las fuerzas del universo, siempre te perdona y aunque te vayas lejos de Él, siempre te espera al regreso con Sus manos abiertas.

 10-Escribe y planifica : Escribir es la mejor manera de limpiar diariamente tu mente y reiniciar tu computadora mental, luego quema las páginas negativas. Puedes también escribir tus anhelos. ¿Qué quisieras lograr para ti este año, en dos años o en tres?

Otros consejos

  • Tómate un tiempo de silencio:  Sustituye el pensamiento negativo por una oración a Dios para que te dé la certeza de un futuro mejor, disciplínate, tú puedes. Respira y sigue tu respiración, cuenta hasta 10. No necesitas aprender grandes meditaciones y técnicas, al comienzo coloca una alarma de 5 minutos y quédate en silencio para recibir a Dios, es suficiente. Lo importante no es la meditación sino la intención de la meditación, tiempo en silencio, sí, pero antes invita a Dios .
  • Para comenzar algo nuevo, necesitas la aceptación :  Vive en el presente, si estás con tu familia, evita las discusiones, mira lo bueno. Si estás pasando por un mal momento, recuerda que no eres culpable por todas las situaciones negativas en tu vida, pero muchas de ellas pueden mejorarse tomando mejores elecciones en este mismo presente.   Hasta los imprevistos, esas cosas que te suceden sin saber de dónde vienen, pueden verse de otra manera, si así lo decides. Primero debes aceptar el presente, pues antes de cambiarlo debes aceptarlo, aunque esto no significa resignarte. Si no te gusta tu vida, sueña algo nuevo, pero hazlo de la mano de Dios, una insatisfacción profunda apunta a la falta de fe, que es el no confiar en que existe un Dios,  que está para ti , siempre y cuando le des permiso para que Él intervenga en tu vida. Si no tienes a Dios, aunque tengas lo que piensas que quieres no tendrás felicidad completa. 
  • En esta época, evita ahogar tus sentimientos con alcohol, regresar a relaciones tóxicas que ya elegiste dejar atrás o comer demasiada comida o azúcar, evita endeudarte para impresionar a otros con ropas o regalos, en fin, evita todo lo que te distraiga de sentir tus emociones . Para superar una emoción es necesario sentirla saludablemente.

¿Has dado permiso a Dios últimamente, para que se haga cargo de todas las áreas de tu vida? ¿para que te muestre tu propósito de vida? ¿para que te muestre el camino? Este es realmente lo que explico en mi libro Las 12 promesas del alma. Primero debes dejar ir aquello que no te lo permite. La ansiedad en cualquier área de vida apunta a que no estás entregando del todo una situación.

 

¡Te aseguro que tu nuevo periodo en cualquier época del año será espectacular! ¡Feliz Navidad!

 

 

Nota- Una depresión debe ser atendida por un profesional, los pensamientos suicidas, el no querer salir de tu casa por largo tiempo, la pérdida o aumento de peso, el llanto incontrolable; son síntomas que requieren atención inmediata. Al tiempo que sigues estos consejos, visita tu médico si padeces alguno de estos síntomas. La depresión clínica no desaparece cuando pasa la Navidad, sin atenderla.

Gracias por dar Like a nuestra página para recibir más reflexiones y noticias https://www.facebook.com/SharonMKoenigEspanol/

®Derechos reservados, 2011-2016